En la mayoría de los casos, la aquafobia (o hidrofobia) proviene de una infancia con una madre dominante y manipulativa y/o la ausencia del padre, en especial si la ausencia paterna es causada por la madre.

Responder