Saltar al contenido

Ablutofobia: Miedo a bañarse

La ablutofobia es una fobia que se caracteriza por el miedo a lavarse o bañarse. Es más frecuente en mujeres y niños, aunque es importante acotar que cualquier persona puede desarrollarla.

Este tipo de fobia puede tener algunas consecuencias sociales graves, por lo que una persona afectada por la misma se enfrenta a circunstancias sociales difíciles o comprometedoras.

Contenido - Indice

Fobia a bañarse

 

Así pues, las personas que padecen esta alteración experimentan elevadas sensaciones de ansiedad y malestar cuando proceden a bañarse o realizar cualquier acción relacionada con la auto limpieza.

Se trata de una fobia específica y, por lo tanto, se define según el manual estadístico de diagnóstico (DSM) como un trastorno que se caracteriza por la presencia de ansiedad de manera significativa como respuesta a la exposición de situaciones u objetos específicos.

De este modo, cuando se habla de esta fobia se habla de la experimentación de un miedo excesivo e irracional sobre el acto de lavarse, por lo que cuando se expone a esas situaciones experimentará unas sensaciones terriblemente elevadas de ansiedad.

La ansiedad y el malestar generado por la situación temida, resultara en que la persona opte por evitar actos relacionados al bañarse e incluso intente evitar a toda costa este tipo de situaciones.

Síntomas de la Ablutofobia

 

Las pacientes que sufren este tipo de fobia pueden experimentar una variedad de síntomas cuando se encuentran en situaciones que surgen de baño.

Pueden llegar a sentir, en estos casos: Náuseas, sudoración, temor o ansiedad, debilidad y mareo.

Algunos casos extremos pueden provocar ataques de pánico en los que se pueden llegar a experimentar: falta de aire, presión arterial alta, respiración agitada y frecuencia cardíaca rápida o irregular.

Asimismo, los sentimientos de vergüenza también son comunes, ya que muchas culturas dan alta importancia a la limpieza y aseo personal, por tanto el hecho de negarse a bañarse puede conllevar ser víctima de burlas, aumentando aún más la severidad de la fobia.

Tratamiento para superar la Ablutofobia

 

A diferencia de otro tipos de fobias que pueden repercutir de forma leve o incluso nula en la vida de las personas, es muy importante tratar la ablutofobia.

De hecho, este trastorno puede afectar notablemente todos los ámbitos de la persona que la padece debido a los efectos directos que ocasiona en los procesos de higiene y lavado.

Sin embargo, puede tratarse de forma muy eficaz.

En este sentido, el tratamiento de primera elección que debería realizar cualquier persona es la psicoterapia.

Específicamente, el tratamiento cognitivo conductual se ha mostrado ser de los más eficaces cuando se trata intervenir este tipo de alteraciones y proporciona muy buenos resultados en los pacientes.

Este se basa principalmente en exponer al individuo gradualmente a los elementos temidos, es decir, a las situaciones que involucren el baño o lavado.

De este modo, mediante la exposición la persona es capaz de ir superando sus miedos y “darse cuenta” que realmente esa situación no resulta peligrosa.

Los entrenamientos que permiten manejar la relajación y las técnicas cognitivas son otras de las intervenciones que se suelen añadir en este tipo de tratamientos.

Más fobias extrañas relacionadas:

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *