Saltar al contenido

Apeirofobia: Miedo al infinito

Esta fobia se refiere a la preocupación persistente por la comprensión del concepto del infinito y la eternidad. Este miedo a menudo se relaciona con la tanatofobia (miedo a morir), ya que muchas personas tienen la convicción de que la eternidad sigue a la vida; especialmente bajo el concepto de que la vida futura nunca terminará.

Pensar en el universo y el infinito puede provocar ciertas preguntas o reflexiones difíciles de responder que pueden causar un grado de ansiedad.

Fobia al infinito

 

Ahora bien, cuando este pensamiento sobre el infinito y a las cosas inmensas produce un miedo irracional, extremo y un gran malestar, entonces se habla de apeirofobia.

La herencia, la genética y la química del cerebro se combinan con las experiencias de vida y la misma personalidad del paciente para desempeñar un papel importante en el desarrollo de esta fobia.

En la actualidad, también se considera que se sufre de esta fobia cuando existe la obsesión de que todo se encuentra en orden y bajo control, lo cual lleva al paciente a experimentar un cuadro de apeirofobia aguda al confrontarse con los conceptos de infinitud, eternidad e inmensidad del universo.

Constatar que estos aspectos mencionados anteriormente están fuera de su comprensión y dominación, idea que desencaja en la mente del paciente sobremanera, afecta su concentración y le impide cumplir con sus actividades cotidianas debido a la ansiedad que le produce el tema.

Síntomas de la apeirofobia

 

Los pacientes apeirofóbicos se caracterizan por la predisposición a hacer sus vidas lo más previsibles posible. Además, suelen sentirse abrumados por pensamientos obsesivos sobre el universo y con frecuencia experimentan pesadillas en las que caen al infinito.

Por ende, el miedo al infinito puede aparecer tanto por el día como por la noche.

Por ejemplo, cuando el sujeto que lo sufre está totalmente tranquilo en el salón de su casa y un pensamiento intrusivo sobre el infinito le provoca un serio problema de ansiedad.

O también cuando está en su cama intentando conciliar el sueño y la misma imagen mental le provoca un fuerte miedo que no le permite dormir en toda la noche.

Esto significa que depende de actividades ligadas a la introspección y a la imaginación, aunque sus síntomas no tienen por qué aparecer solo cuando se reflexiona en silencio y con los ojos cerrados; generalmente se reconoce por ataques de pánico, sensación de ahogo e incluso depresión.

Tratamiento para superar la apeirofobia

 

Para superar esta fobia es necesario un tratamiento terapéutico.

Existen las terapias psicológicas, técnicas de programación neurolingüística (PNL) y el coaching ontológico.

Además, la terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser muy eficaz en la superación de este tipo de trastornos; es importante tener en cuenta que los síntomas casi nunca desaparecen del todo.

En ciertos casos que lo ameritan se puede prescribir medicamentos (a pesar de no es lo más usual), ya que estos fármacos pueden tener efectos secundarios.

También es relevante señalar que los medicamentos no curan las fobias, en el mejor de los casos solo calman los síntomas temporalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *