Saltar al contenido

Aritmofobia: Miedo a los números

La aritmofobia es una fobia específica que dificulta el progreso de la vida del estudiante y su avance en lo profesional, ya que la misma consiste en el temor que aparece frente a situaciones en las hay que saber el manejo de los números o incluso a ciertos números como fobia al número 13 o miedo al número 666 .

En otras palabras, la aritmofobia es una condición de miedo enfermizo a los números, las matemáticas o a la aritmética.

Síntomas de la aritmofobia

 

La aritmofobia origina alteraciones en los tres planos de una persona, o sea el componente físico, el componente mental y el comportamental.

Síntomas físicos: con frecuencia, la respuesta está caracterizada por la ansiedad.

Específicamente, el individuo presentará síntomas relativos a un incremento de la actividad del sistema nervioso central, como es el incremento de la tasa cardíaca, de la tasa respiratoria, incremento de la sudoración, dilatación pupilar, aumento de la tensión muscular, dolores de cabeza y/o barriga, sensación de irrealidad y náuseas.

Síntomas psicológicos: los síntomas físicos se acompañan siempre con una serie de pensamientos y cogniciones relacionadas, tales como atributos negativos, de temor y de incapacidad.

El individuo puede pensar lo angustiosa que resulta la operación matemática, la incapacidad personal que presenta para hacerle frente a  la ridiculización y / o a  la muestra de debilidades.

Síntomas conductuales: la ansiedad a  nivel físico y psíquico que provoca la aritmofobia afecta el comportamiento del individuo.

La conducta suele ser la evitación de situaciones, en las cuales hay que manejar los números, Así mismo, se presenta la agitación, impulsividad o huida en el comportamiento.

Tratamiento para superar la aritmofobia

 

Los tratamientos que han mostrado más eficacia son la psicoterapia y el tratamiento cognitivo conductual, en este último se interviene el componente conductual, exponiendo al sujeto a sus situaciones temidas, así como el fisiológico mediante técnicas de relajación y el psicológico a través de terapia cognitiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *