Saltar al contenido

Pediofobia: Miedo a los muñecos

La pediofobia es el miedo que producen los muñecos de cualquier tipo. No solo aquellos que tengan una apariencia terrorífica, sino de cualquier tipo.

Fobia a los muñecos

 

Cuando además el temor lo producen los muñecos articulados como los que usan los ventrílocuos, también se le conoce como automatonofobia.

Este trastorno de ansiedad es generado por el terror de las personas que lo sufren de que el muñeco sea realmente un ser viviente que finja ser un objeto. Mientras más rasgos realistas tenga el muñeco, mayor será el miedo que produce.

Recordemos las famosas muñecas de porcelana. Estas pueden llegar a causar más inquietud que las demás debido a la palidez de su rostro, lo que puede relacionarse con la muerte por su parecido a un cadáver.

Síntomas de la pediofobia

 

 Este tipo de fobia es poco común y no es de las más frecuentes en la sociedad. No hay que confundirla con el miedo o desagrado que pueden producir los muñecos en general a ciertas personas. Para saber si estamos en presencia de un simple temor a los muñecos o propiamente del trastorno, es necesario que la persona presente determinados síntomas.

El miedo que experimenta el individuo debe ser excesivo ante la presencia del objeto fóbico.

No importa si los muñecos tiene rasgos aterradores como los que vemos en las películas de terror, como por ejemplo el famoso muñeco Chucky, o si son normales como los que usan los niños frecuentemente para jugar y que no tienen ningún rasgo aterrador.

Las  personas con pediofobia experimentarán la sensación de miedo ante la presencia de cualquiera de ellos.

Los síntomas que presentan las personas que sufren de este trastorno son principalmente altos niveles de ansiedad al tener contacto visual con algún muñeco, respiración acelerada, aumento del ritmo cardiaco, sudoración y dolor de estómago.

A pesar de que pueda ser relativamente sencillo que el sujeto puede diseñar su vida alejado de los muñecos y evitar tener cualquier contacto con ellos, es conveniente que se trate este trastorno a tiempo para evitar que se desarrollen o compliquen los síntomas que comienzan a aparecer.

Tratamiento de la pediofobia

 

Incluso cuando no es una fobia común en la sociedad, hoy en día existen variedad de tratamientos eficaces que logran revertir el temor que sufren las personas, logrando superar este tipo de trastorno.

La psicoterapia ha arrojado resultados eficaces, mejores incluso que medicar al paciente. Por ello, es importante buscar la ayuda de un especialista en el área.

También el tratamiento cognitivo-conductual  ha demostrado lograr mejoría en los pacientes, siendo en la actualidad considerado como una de las mejores herramientas para superar los temores fóbicos que sufren las personas.

A través de estos tratamientos, los pacientes trabajan sus experiencias y reacciones cuando estén expuestos a los objetos que les causan la fobia.

Los especialistas diseñan tratamientos con planificaciones graduales y controladas, a través de las cuales el paciente se irá exponiendo a sus elementos temidos con el objetivo de que se habitúe a ellos y vaya superando el temor a los muñecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *