Saltar al contenido

Falacrofobia: Miedo a la calvicie

La falacrofobia o también conocida como la peladofobia, es el miedo o temor a la calvicie, quedarse calvo y perder el pelo. Esta fobia también puede ampliarse al miedo hacia las personas calvas.

Esta no es una afección extraña para ninguno, la gran mayoría de personas no quieren perder por ninguna razón su pelo, esto sumado al hecho que la pérdida del cabello es algo muy común y afecta a una gran parte de la población mundial, da como resultado a esta clase de miedo.

Puede interesarte leer sobre el miedo o fobia al pelo.

Fobia a la calvicie

 

Aunque una parte de esta fobia está relacionada con el miedo a las personas calvas, el núcleo de este temor se encuentra en el temor a perder el propio pelo.

Esta fobia puede incluso afectar a personas que tengan una cabellera abundante y no tengan ningún indicio de calvicie.

Los casos más graves llegan a presentar una distorsión de la realidad al momento de verse en el espejo, donde pueden visualizarse perdiendo el pelo cuando en realidad no está sucediendo.

Síntomas de la falacrofobia

 

Los síntomas no difieren mucho de cualquier otra fobia, sudoración excesiva, aumento de tensión arterial, dificultad para respirar, náuseas y ansiedad.

Anteriormente también mencionamos que en los casos más graves esta fobia puede afectar cognitivamente al individuo, creando alucinaciones y estímulos totalmente imaginarios, incluso puede causar pánico viendo cosas tan inofensivas como la foto de una persona calva.

Tratamiento para superar la falacrofobia

 

Para tratar esta fobia tenemos a la siempre confiable psicoterapia, con técnicas de control para la ansiedad o relajación, esto ayuda a calmar esos momentos en los cuales la fobia desata un ataque de pánico y/o ansiedad, y terapias de exposición progresiva, donde el individuo es expuesto a sus temores para poder eliminar el miedo, estas terapias pueden ser llevadas a cabo al mismo tiempo logrando muy buenos resultados.

En el ámbito farmacéutico existen ciertos fármacos usados para el tratamiento de esta fobia, entre ellos tenemos benzodiacepinas o los beta-bloqueantes, estos fármacos son usados para complementar los tratamientos ya nombrados.

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *