Saltar al contenido

Tricofobia: Miedo al pelo

La tricofobia es la sensación de miedo al pelo que causa un rechazo patológico. Ya sea que lo tenga o no lo tenga, a verlo, sentirlo e inclusive hasta olerlo, el individuo presentará una serie de síntomas típicos de la fobia.

Fobia al pelo

 

Esta fobia es mayormente común en las mujeres en referencia al vello facial.

La tricofobia, también conocida como tricopatofobia, caetofobia, quetofobia o hipertricofobia, usualmente se define como una emoción de miedo que es persistente, enfermizo, anormal e injustificado hacia al pelo o cabello.

La gravedad de ésta fobia puede variar dependiendo del sujeto y las experiencias o causas que lo hayan llevado a desarrollar este temor, pero el mismo puede ser perjudicial cuando limita la vida del individuo y le impide hacer cosas que desee.

Las causas más comunes para desarrollar tricofobia son las experiencias traumáticas que la persona haya vivido o también que haya visto en televisión o alguna película. Estudios han demostrado que otra posible causa es la presencia de una predisposición genética en una persona y esta misma actúa como un detonante para desarrollar fobias de manera hereditaria en algunos casos.

Síntomas de la tricofobia

 

Los síntomas de la tricofobia son muy similares a los que otras fobias pueden presentar. En los casos más comunes se puede apreciar que el sujeto presenta síntomas como nauseas, ansiedad, sudoración, miedo, pánico, resequedad en la boca, latidos cardiacos acelerados y escalofríos.

Afortunadamente, estos síntomas son fáciles de tratar y no presentan un riesgo para la vida del sujeto, pero de todas formas se sugiere llevar un registro de estos síntomas y en caso de que se presenten de una manera muy persistente, entonces consultar a su médico para mayor información.

En casos de mayor gravedad, la persona es capaz de experimentar una dificultad para respirar; este síntoma es una emergencia potencialmente letal, por lo cual debe buscar ayuda y atención médica para evitar que se pueda convertir en una situación de mayor peligro.

En caso de que usted presente alguno de estos síntomas se le sugiere no ignorarlos y buscar  de manera inmediata la ayuda de algún profesional de la salud.

Tratamiento para superar la tricofobia

 

Como todas las fobias, la tricofobia requiere de un esfuerzo constante y de la ayuda de algún profesional, por lo cual se recomienda un tratamiento o acompañamiento terapéutico para que la persona que padezca de esta fobia reciba la mejor ayuda posible.

Para esta y muchas otras fobias existen terapias psicológicas, técnicas de programación neurolingüística (PNL) y de coaching ontológico.

En todos los casos de posibles fobias la mejor solución es buscar información con respecto a los síntomas y causas, la mejor opción es consultar con un medico pero también es aceptable buscar en páginas web especializadas en problemas de salud.

El tiempo estimado para que una persona pueda superar esta fobia es incierto debido a que cada persona progresa de manera distinta, así que la mejor sugerencia es siempre mantener una actitud positiva, buscar el apoyo de los seres queridos y ser paciente.

Siguiendo estas pautas de manera diligente, su mejoramiento mostrará buenos resultados con el paso del tiempo.

El siguiente vídeo muestra a la niña con el pelo más largo del mundo. Si tienes pavor al pelo, mejor no lo veas:

Caetofobia- Causas y efectos

 

Aunque la mayoría de las veces las fobias específicas no tienen solo una causa, sí que existe un componente que se puede observar como prevalente en el caso de la caetofobia.

Psicológicamente, estaríamos hablando de condicionamiento clásico, condicionamiento vicario (o la adquisición de conductas por medio de la observación), obtención de información en la infancia del individuo, y, en algunos casos, puede haber un factor genético.

Caetofobia- Tratamiento y cura

 

Toda fobia debe ser  tratada ya que es un trastorno absurdo injustificado que usualmente contrarresta haciéndose notar a la vida cotidiana de la persona.

En este caso el problema se ha contrastado una elevada eficacia de la terapia psicológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *