Saltar al contenido

Misofobia: Fobia a los gérmenes

Misofobia o también denominada germofobia, bacilofobia o bacteriofobia, es el temor patológico a lo sucio, la contaminado y los gérmenes.

Va de la mano con el  trastorno obsesivo-compulsivo, por el que se producen comportamientos específicos dirigidos a reducir la ansiedad asociada.

¿Qué es Misofobia? Definición y significado

 

Aquellos que padecen Misofobia tienden a lavarse las manos constantemente y a tocar objetos con mucho pero mucho cuidado, en muchas ocasiones con guantes, sin que las condiciones sanitarias lo requieran.

Su miedo se concentra en las materias biológicas, en los olores corporales y en la suciedad visible.

El comienzo de esta fobia suele remontarse a la infancia, con el aprendizaje del uso del inodoro .

Se define también como un persistente, anormal e injustificado miedo a los gérmenes, la suciedad o la contaminación.

Frecuentemente es acompañado por un incesante lavado de manos.

Este nombre es utilizado para describir un temor o miedo patológico al contacto con la suciedad para evitar cualquier contaminación de cualquier tipo.

Los sujetos que sufren de esta fobia, es decir, los misofóbicos, elevan sus precauciones higiénicas hasta lo inverosímil. Llegan a lavarse las manos 40 veces en 20 minutos, o a tirar la ropa después de usarla. Evitan que lo demás, incluida su familia, se acerque a ellas, o viceversa por miedo a ser contaminados.

Extreman las precauciones al acercarse a la cocina y al baño, como si fuesen lugares sagrados.

Esta fobia está ligada al Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), un comportamiento extremo donde el afectado basa su vida en evitar esta contaminación.

La enfermedad se le convierte en una enfermedad crónica, ya que sienten que lo que hagan a su favor no es  suficiente para evitar la contaminación.

Este trastorno afecta a toda la familia del enfermo, por que se ven obligados a seguir ciertos rituales (como lavarse escrupulosamente las manos a cada momento, o usar ropas o zapatos especiales libres de la “contaminación” del exterior al entrar a la casa).

Se dice que el TOC afecta al 0,8% de la población en España. De esos casos, la mitad sufre algún tipo de trastorno referido a la contaminación. Si bien en ocasiones los afectados con la enfermedad saben claramente acerca de su problema, en otros casos minimizan sus síntomas e incluso los ocultan.

El tratamiento es imprescindible para que estas personas puedan vivir normalmente, y se basa por un lado en la terapia cognitiva-conductual (de choque) y por otro lado igualmente se cuenta con el apoyo de la medicación.

Y en el tratamiento, la ayuda y la contención de los familiares es fundamental:

Deben entender que siguiéndole el juego al misofóbico y lavando cien veces los alimentos porque sigue creyendo que están contaminadas, no se lo está ayudando, al contrario están apoyando a q la fobia tome mucha más fuerzas por que la persona afectada puede llegar a verlo normal.

Esta fobia también se conoce como germofobia (miedo a los gérmenes), bacilofobia o bacteriofobia.

Misofobia – Síntomas principales

 

Los que sufren esta fobia, tienen temor de contaminarse por un virus o una bacteria, lavan muy frecuentemente sus manos, se bañan muchas veces al dia para deshacerse de las bacterias o microbios y toda suciedad, ese sería el principal síntoma de esta enfermedad la obsesión por estar limpio cuando lo está.

Algunas personas con Misofobia usan también guantes antes de acudir a tocar cosas, desinfectan permanentemente distintas partes de la casa, incluso algunos prefieren evitar salir de las mismas escondiéndose de las bacterias y gérmenes.

Las personas con Misofilia leve probablemente se sientan solamente tensas cuando están en un ambiente contaminado, como un baño público o un hospital.

Otros tienen síntomas más fuertes, como taquicardia, debilidad, mareos, sudoración inclusive pueden llegar a tener ataques de pánico si se sienten muy rodeados de gérmenes sin poder controlarse.

Misofobia – causas y efectos

 

Aunque las causas pueden ser varias, muchas fobias tienen origen en un evento traumático ocurrido en la niñez. Otras veces la fobia se puede adquirir por conductas imitativas.

Por ejemplo, si cuando eras chico/a tu madre o padre siempre estaba obsesionada por la limpieza y la desinfección, esto puede haber provocado en ti sin querer la fobia hacia los gérmenes, bacterias y la suciedad.

Algunas veces, en las personas predispuestas por su ansiedad descontrolada, la Misofobia puede aparecer como resultado de leer o ver en TV muchas noticias enlazadas con enfermedades contagiosas, o por ver películas cuya trama gira en torno a estos temas de infección.

Misofobia – Tratamiento y cura

 

Todas las fobias tienen tratamiento en común, entre los principales están la terapia cognitiva condutal y la terapia de exposición.

Algunos otros tratamientos que pueden ayudar a los pacientes que padecen de esta fobia son las técnicas de relajación y los fármacos.

Aunque es muy importante resaltar que antes de cualquier tipo de tratamiento, la persona tiene que ser evaluada por psicoterapeutas o psiquiatras para poder llegar a un diagnostico correcto y de esta forma, concretar el tratamiento adecuado para cada uno de los casos.

Terapia cognitiva conductual: Es una clase de psicoterapia en la que el terapeuta trata de cambiar las acciones y conductas del paciente cuando se enfrenta a un estímulo; en el caso de la misofobia, cuando piensa que está exponiéndose a gérmenes.

Terapia de exposición: En este tratamiento el afectado es expuesto al estímulo que producen sus síntomas. Habitualmente se usa la exposición gradual, es decir, se comienza el tratamiento con sesiones cortas y estímulos suaves y poco a poco se va aumentando el grado de exposición.

Técnicas de relajación: Son todas aquellas técnicas que ayudan a controlar la ansiedad, como la relajación muscular progresiva, las técnicas de respiración profunda, el yoga y la meditación pueden ser útiles para aliviar los síntomas de Misofobia.

Como superar la Misofobia

 

Te pasamos a enumerar una serie de procesos que pueden hacerte superar esta fobia:

  • Las fobias son muy tratables y a menudo requieren sólo unas pocas sesiones con un profesional calificado de la salud mental
  • La terapia cognitivo conductual, ayudan a las personas a replantear pensamientos intrusivos y fóbicos
  • La desensibilización,un proceso por el cual una persona es expuesta a un estímulo lentamente aterrador, es también altamente eficaz
  • Algunos doctores pueden recetar medicamentos ansiolíticos para ayudar a las personas a hacer frente a sus temores durante el periodo del tratamiento o para que puedan funcionar en público
  • Algunos pacientes son curados con la hipnoterapia,a menudo en sólo dos o tres sesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

La foto con la que inicia el artículo es desagradable, en especial, teniendo en cuenta que muchas de las personas que entran a leer es porque tienen fobia a los gérmenes, es de mal gusto.

Responder

Lamentamos que no sea de tu agrado la imagen, pero creemos que refleja exactamente la fobia hacia los gérmenes y es tratada del modo más cuidadoso posible. Saludos y sentimos que provoque esa sensación en ti.

Responder