Saltar al contenido

Tripanofobia: Miedo a las inyecciones o agujas médicas

Es importante acudir a visitar al médico para realizar chequeos sobre el estado de nuestra salud, puede ser que usted sea una persona con alteraciones en la presión arterial, puede tener trastornos metabólicos como diabetes, puede ser que esté desarrollando un proceso infeccioso muy delicado o puede que usted tenga alguna otra alteración en su organismo que requiera de los cuidados de un médico.

Muchas veces por temor al diagnóstico que nos puedan hacer los profesionales de la salud, varias personas deciden no acudir.

Fobia a las inyecciones

 

A veces el miedo es tan grave que ya no se habla de un simple temor sino de una fobia que se ha generado en la persona principalmente por un evento traumático que ha hecho que este individuo desencadene un miedo inexplicable e irracional.

En el caso de la tripanofobia, es el miedo irracional e inexplicable hacia los procedimientos médicos con inyecciones o agujas de forma hipodérmica.

El simple hecho de ver una aguja puede causar efectos devastadores en las personas que sufren este tipo de fobia.

La tripanofobia es un miedo extremo, incontrolable e irracional hacia todos los objetos punzocortantes como las agujas, los alfileres, los cuchillos, las navajas, las sierras, entre otros que puedan causar heridas donde se evidencie la presencia de sangre; por lo general las personas que padecen de esta fobia suelen evitar este tipo de situaciones como por ejemplo realizarse un análisis que requiera la extracción de muestras de sangre y otras prácticas médicas.

Síntomas de la tripanofobia

 

En lo que respecta a este trastorno, hay síntomas muy característicos que dan pie a su identificación y posterior diagnóstico.

Algunos de los signos físicos comunes de tripanofobia que la gente puede exhibir incluyen boca seca o episodios de náuseas.

El pánico que se genera es de gran intensidad y se relaciona con la dificultad para respirar, haciendo que la persona sienta que le falta el aire e incluso provocarle un dolor agudo.

Las personas que padecen fobia a las inyecciones y otros objetos punzocortantes pueden llegar a experimentar altos niveles de ansiedad solo por pensar que recibirán una inyección, en muchos casos hay personas que hasta se desmayan cuando logran acudir a la cita médica.

Algunos de los síntomas característicos de esta fobia son:

  • Ansiedad, los niveles de ansiedad se ven incrementados cuando la persona tiene cerca alguno de estos objetos

 

  • Miedo constante, es decir, persistente y marcado por la presencia de la inyectadora o al tener conocimiento de que recibirá una inyección.

 

  • La persona mantiene conductas destinadas a evitar las inyecciones y cualquier procedimiento que incluya objetos con inyectadoras.

Tratamiento para superar la tripanofobia

 

El tratamiento para este trastorno está destinado a que la persona tenga las herramientas necesarias y la capacidad de controlar la ansiedad característica sin experimentar taquicardia, sofocos, sudoración, desmayos e incluso mareos, haciendo que la persona no reproduzca en su mente pensamientos negativos que le generen preocupación.

La psicoterapia también es una opción, pues permite a través de una base cognitivo-conductual destinada a modificar las conductas generadas por el temor excesivo y así mejorar los síntomas o disminuirlos; son la base del tratamiento de la fobia en niños y adolescentes.

Hay que decir que tiene cierta relación con la belonefobia miedo a los objetos punzantes, y recordar que lo más importante es poder superar esta u otros miedos que impiden tener una vida totalmente libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *