Saltar al contenido

Teofobia: Miedo a los dioses o a las religiones

La teofobia es el miedo patológico, prolongado e irracional a los dioses y/o a las distintas religiones. Las personas que padecen de este tipo de fobia no tienden a incluir las religiones o los dioses entre sus temas de conversación. Además, no pertenecen a ningún tipo de culto religioso.

Fobia a los dioses o religiones

 

Al no ser una fobia común, la teofobia suele ser confundida con el ateísmo por la mayoría de las personas que no conocen del tema.

Por otra parte, es confundida por otros creyentes con el “Temor a Dios”, expresado como el miedo hacia los castigos que el mismo podría propiciarle a los pecadores, y por el cual ofrecen signos de gratitud para servirle a Dios agradándole con reverencia.

La línea entre el ateísmo y la teofobia se marca con claridad en el momento en que el miedo le impide al individuo vivir su día a día con normalidad, al temer encontrarse con imágenes o personas conversando sobre dioses o religiones, y en casos extremos, incluso temen imaginar cosas relacionadas a su fobia.

Las personas que comienzan a desarrollar este tipo de fobia suelen hacerse muchas preguntas referentes a las religiones, como por ejemplo: ¿Cuál de todas las religiones es la más acertada? La ausencia de respuestas a esta clase de preguntas son las que van incitando a desarrollar la fobia. Aun así, no todas las personas que se hagan preguntas similares son propensas a desarrollar esta fobia.

Síntomas de la teofobia

 

Las personas que padecen teofobia pueden presentar como síntomas ataques de ansiedad, falta de respiración, aumento de la frecuencia cardiaca e incluso ataques de pánico, cuando se les presenta alguna situación referente a su fobia, como por ejemplo conversar la existencia de Dios con otras personas.

El síntoma más visible de esta fobia es el aislamiento social.

Quien padece de teofobia busca alejarse de todo estímulo directo o indirecto que desencadene ataques de ansiedad, y ya que es muy común hoy en día encontrar templos alusivos a alguna religión, personas debatiendo sobre religiones, imágenes alusivas a algún Dios u otras cosas, el individuo buscará refugiarse en un lugar donde sepa que no se encontrará con el objeto de su miedo.

Tratamiento para superar la teofobia

 

El primer paso a seguir para saber si padeces de esta fobia es acudir a un profesional de la salud para verificar si verdaderamente se padece de teofobia, o si es simplemente ateísmo producto de muchas preguntas sin responder.

Los tratamientos más recomendados son: la psicoterapia, que se basa en mostrarle al paciente la causa de su fobia, hasta que poco a poco este pueda aceptarla e incluso convivir con ella, o las terapias graduadas de exposición, donde el paciente es sometido a contactos graduales con el estímulo que le produce miedo, hasta que es capaz de convivir con él.

En algunos casos, dependiendo del nivel de temor, ansiedad y ataques de pánico que sufra la persona, los profesionales pueden acudir al uso de medicamentos para el tratado de esta fobia, usualmente respaldándolo con una terapia psicológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *