Saltar al contenido

Sofofobia: Miedo a aprender

La sofofobia es el miedo patológico e irracional a aprender cosas nuevas. No necesariamente es generalizado, ya que quien padece sofofobia puede temer aprender sobre algo en específico, como por ejemplo la música. Por ende, la persona experimentará sentimientos repulsivos hacia cualquier cosa que involucre un nuevo conocimiento sobre el tema.

Fobia a aprender

 

La sofofobia se define entonces como la emoción de miedo persistente, anormal e injustificado a aprender.

Este temor comienza a ser perjudicial para la vida del paciente cuando le impide realizar labores diarias de forma normal, así como cumplir objetivos personales.

No existe una causa específica para esta fobia.

Sin embargo, al tratarse de una fobia específica, la sofofobia puede desencadenarse como producto de una experiencia traumática directa, donde el elemento de la experiencia es lo que posteriormente causará temor, o indirecta por asociación del elemento del trauma con otros elementos.

Síntomas de la sofofobia

 

Los síntomas de la sofofobia son similares a los de otras fobias. Los pacientes pueden experimentar aumentos en la frecuencia cardíaca, ataques de ansiedad extrema y falta de aliento.

Además, al enfrentarse al estímulo que produce miedo pueden implicarse la sensación de peligro inminente, la sequedad en la boca, la sudoración excesiva e incluso las náuseas.

Quienes padecen casos graves de sofofobia, aquellos que temen aprender cualquier cosa y no algo específico, pueden presentar temblores incontrolables, e incluso pueden tener dificultad extrema para expresar aquello que están sintiendo.

La persona que padezca sofofobia puede presentar ataques de pánico si es sometido a la fuente del miedo.

Tratamiento para superar la sofofobia

 

Antes de iniciar cualquier tratamiento, un profesional deberá dar un diagnóstico diferencial con otras fobias, además de dictar el tratamiento indicado para cada caso.

El tratamiento para esta fobia será diferente dependiendo de cada individuo, y puede incluir el uso de fármacos, varios tipos de terapia psicológica o una combinación de ambos.

Existen varios métodos que pueden servir como tratamiento a una persona, pero no a otra, debido a la gran variabilidad que presenta la sofofobia.

Los medicamentos con receta pueden ser de ayuda para los casos graves de este trastorno, aunque se espera que su uso pueda ser suspendido luego de un tiempo, por lo cual suele acompañarse con terapia psicológica de respaldo.

La psicoterapia suele ser el tratamiento de elección para la mayoría de los pacientes, especialmente quienes padecen la fobia extrema, mostrándoles la causa de esta, aunque puede tomar varios años para que puedan mostrar resultados positivos.

Otro método muy utilizado es la terapia de exposición, que consiste en aumentar de forma gradual la exposición del individuo a la fuente de la fobia, en este caso algún área del aprendizaje.

Sin embargo, este enfoque no está recomendado para los pacientes con casos graves de sofofobia, pues puede desencadenar un ataque de pánico.

La terapia conductual es otro tipo de tratamiento popular que se centra en el cambio de los patrones del pensamiento en relación a aprender cosas nuevas, y puede combinarse con otras formas de terapias como las que hemos descrito o con medicamentos contra la ansiedad.

Otras fobias que pueden interesarte:

Te pedimos que por favor nos ayudes a difundir esta información a través de las redes sociales, tan solo haciendo click en algunos de los botones que encontrarás aquí abajo podrás ayudar a muchas personas. Gracias por tu ayuda!!

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *