Saltar al contenido

Pedofobia: Miedo a los niños

Delicados como los pétalos de una rosa e inocentes son los niños, en su mente recrean constantemente escenarios para pasar su tiempo divirtiéndose siendo súper héroes, haciendo dibujos para luego pintarlos o jugar con cualquier cosa bien sea un palo y una bola, papeles o coches de juguetes, figuras de acción o muñecas para que las niñas las peinen y vistan como quieren.

Contenido - Indice

Fobia a los niños

 

Los niños son personas que desarrollan una gran cantidad de procesos mentales y todos están enfocados en el aprendizaje, ya que constantemente ellos exploran el mundo que los rodea siguiendo su curiosidad.

La creatividad de muchos niños hace que puedan evaluar situaciones de la vida de forma eficiente, es decir, si un niño de 4 años desea alcanzar en la alacena el recipiente de galletas, a primera instancia no lo logrará pues para ello requiere de la ayuda de un adulto y si no lo tienen cerca buscará la forma de subirse a un taburete para alcanzar ese espacio de la alacena y tomar lo que busca.

Hay personas que les tienen miedo a los niños y esta fobia se denomina pedofobia. La pedofobia es un trastorno que se caracteriza por tener un miedo anormal y persistente hacia niños o bebés, y la persona que lo padece sufre de episodios de ansiedad aún cuando sabe que ese temor no tiene sentido.

En los casos de esta fobia, cuidar a un niño puede generar ansiedad.

Existen profesores que tienen este tipo de trastornos y si no logran manifestar y demostrar clínicamente que padecen de este problema y se ven obligados a dictar clases a los niños, estos profesores pueden terminar padeciendo de graves trastornos físicos y psicológicos que repercuten a largo plazo.

Hay expertos que aseguran que la pedofobia es contraria a la pedofilia, que esta es una filia que consiste en sentir atracción sexual hacia los niños que por lo general están comprendidas entre los 8 y 12 años.

Síntomas de la Pedofobia

 

Las personas que padezcan de algún tipo de fobia se caracterizan por manifestar como síntoma principal la ansiedad, la cual puede estar acompañada de sudoración excesiva en las manos.

En el caso de la medortofobia, tenemos que en cada caso pueden manifestarse síntomas diferentes, esto responde al hecho de que cada persona es distinta.

Sin embargo, hay un número de síntomas que se presenta en la mayoría de estos casos:

  • Ansiedad incontrolable cuando se piensa, se tiene o se a un niño.
  • La persona evita tener pensamientos que les pueda relacionar con infantes de alguna u otra forma.
  • Aceleración del pulso cardíaco, náuseas, mareos e incluso vómitos.
  • Sudoración excesiva en las manos y falta de respiración que puede estar acompañada por dolor en el tórax.

Tratamiento para superar la Pedofobia

 

El tratamiento para la pedofobia puede ser variado y dependerá de qué tan fuerte sea el miedo, hay terapias que tienen como objetivo hacer que el individuo enfrente su miedo de forma progresiva entrando en contacto con su fobia desde un mínimo grado hasta un grado alto, para que de forma progresiva disminuyan los síntomas o se erradiquen de la persona.

Algunas personas adquieren esta fobia por eventos traumáticos ocurridos en el pasado, principalmente en la infancia, puede que esta persona se haya sentido intimidado por algún otro niño.

Más fobias extrañas relacionadas:

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *