Saltar al contenido

Osmofobia: Miedo a oler

El mundo donde vivimos está lleno de diferentes tipos de olores, algunos agradables como los olores dulces, otros ácidos, algunos olores son de madera y otros de bosque húmedo, hasta olores asquerosos que provocan nauseas, como el olor a la basura, aguas estancadas, heces de animales y seres humanos, entre otros.

En algunos casos, los olores nos pueden llevar a momentos específicos de nuestro pasado, como por ejemplo la infancia, hay personas que al oler chocolate se transportan a su infancia o sencillamente los olores  nos pueden ayudar a detectar posibles riesgos como el olor al gas o al humo.

Fobia a los olores

 

Los olores también sirven para identificar a las personas, en el caso de que alguien use el mismo perfume todo los días pasa a ser parte de su ser, ya esa persona será identificada por ese olor.

El olfato es uno de los sentidos que le ha permitido al hombre evolucionar, pues permite captar moléculas disueltas en el aire para ser procesadas e identificadas en nuestro cerebro y de alguna u otra forma verifica el estado del mismo.

Como por ejemplo, al momento de ingerir alimentos el estado de descomposición tiene un olor característico, si el hombre no hubiese desarrollado el sentido del olfato no sería posible identificar las sustancias que pueden ser nocivas a su salud.

Existen personas que, por alguna extraña razón, de manera inconsciente ciertos olores les pueden generar miedo o ansiedad, este trastorno se denomina osmofobia.

La osmofobia puede ser definida como el miedo persistente,  aversión o hipersensibilidad psicológica  a oler o a ciertos aromas.

El origen de esta palabra es griego, de las palabras osmos (olores) y phobia (miedo).

Las fobias regularmente son causadas por la combinación de agentes externos, tales como experiencias vividas o por agentes internos relacionados a  las predisposiciones genéticas y la osmofobia no es la excepción de esto.

Esta fobia puede ser desarrollada a partir de un evento traumático en la edad temprana de las personas que la presentan, o por simplemente la combinación de ciertas sustancias relacionadas con la química del cerebro combinada con experiencias vividas.

Síntomas de la osmofobia

 

La osmofobia genera un síntoma de migraña que puede estar acompañado de otros síntomas tales como:

  • Pánico, es un miedo extremadamente irracional que se considera relativamente anormal y en este caso, serán acciones como respirar u oler.
  • Dificultad para respirar, esto puede representar realmente una situación de emergencia que puede ser letal y es importante la intervención inmediata de inhibidores de las fragancias que causan afecciones en la persona.
  • Ansiedad, sentimiento de angustia descontrolada ante la captación de los olores.

Tratamiento para la osmofobia

 

El tratamiento para la osmofobia puede ser variado y dependerá de qué tan fuerte sea el miedo; hay terapias que tienen como objetivo hacer que el individuo enfrente su miedo de forma progresiva entrando en contacto con su fobia desde un mínimo grado hasta un grado alto, para que de forma progresiva disminuyan los síntomas o se erradiquen de la persona.

Algunas personas adquieren esta fobia por eventos traumáticos ocurridos en el pasado, principalmente en la infancia, puede que esta persona se haya sentido intimidado por una estatua o quizá emplearon la misma para asustarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *