Saltar al contenido

Megalofobia: Miedo a las cosas grandes

Estamos rodeados de maravillosas obras arquitectónicas, estas obras muchas veces suelen ser de tamaños extravagantes para que su visualización sea mayor y también se conviertan en atractivas para las personas que deseen ir a visitarlas.

Estas obras arquitectónicas cuentan con diseños de distintas formas, tamaños, colores e incluso materiales empleados en su construcción, que hacen de la estructura única y especial; así mismo, hay obras de artes que se diseñan con la finalidad de que las personas que la transiten o acudan a visitarlas puedan interactuar con las mismas.

Fobias a las cosas gigantes

 

Existen también otro tipo es objetos que requieren ser representados a gran escala, como por ejemplo un ser humano hecho a gran escala o animales como reptiles, elefantes, jirafas o pre-históricos como los dinosaurios que son empleados en parque temáticos.

Para algunas personas visitar estas estructuras gigantescas o de gran tamaño o acudir a parques temáticos suele ser una actividad más que solo busca recrearles y no tiene gran relevancia en sus vidas, sin embargo, para otro grupo de personas sucede todo lo contrario y se convierte en todo un desafío.

En caso de que estas personas presenten miedo por las estructuras altas o de gran tamaño, estamos hablando de una fobia denominada megalofobia.

La megalofobia es un miedo excesivo y muy fuerte que sienten las personas hacia los objetos de un tamaño enorme o gigantesco. Este miedo que se genera en el individuo va dirigido a cosas grandes que el tamaño del individuo, como por ejemplo una obra arquitectónica, una torre de oficinas comerciales, incluyendo una máquina industrial, un barco o un avión.

Esta fobia es más común de lo que se piensa, pues muchas personas tienen este miedo. Sin embargo, se le denomina megalofobia cuando el miedo altera el ritmo de vida de las personas impidiendo que estas puedan desarrollar sus actividades diarias.

Los síntomas de la megalofobia

 

Los síntomas de la megalofobia, así como el de cualquier otra fobia, se caracterizan por manifestar ansiedad acompañada de sudoración excesiva y temblor en las piernas.

  • Temor excesivo a ser aplastado por un objeto gigantesco.

 

  • Ansiedad que se ve incrementada por la presencia de un objeto de gran tamaño o de solo pensar en ello.

 

  • Sudoración excesiva en las manos.

 

  • Aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

 

  • Puede manifestarse en casos extremos dolor en tórax.

El tratamiento para superar la megalofobia

 

El tratamiento para la megalofobia puede ser variado y dependerá de qué tan fuerte sea el miedo, hay terapias que tienen como objetivo hacer que el individuo enfrente su miedo de forma progresiva entrando en contacto con su fobia desde un mínimo grado hasta un grado alto, para que de forma progresiva disminuyan los síntomas o se erradiquen de la persona.

Algunas personas adquieren esta fobia por eventos traumáticos ocurridos en el pasado (principalmente en la infancia) y puede que esta persona se haya sentido intimidado por una estatua o cualquier otro objeto de gran magnitud que haya sido utilizado para asustarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *