Saltar al contenido

Laliofobia: Miedo al habla

Sería difícil encontrar algo más propio y personal que la voz cada persona. Es una herramienta indispensable para el desenvolvimiento social del día a día, pues simplifica todo el proceso comunicativo del ser humano con su entorno.

Ahora, existen algunos casos de quienes sienten una aversión desmesurada, irracional e incontrolable al momento de tener que hablar. Este trastorno es conocido con el nombre de laliofobia.

Fobia a hablar

 

A pesar de estar tipificada por la experticia médica, la laliofobia es una psicopatía realmente inusual.

Se dice que el afectado no teme en sí al hecho de comunicarse, sino al uso de su voz.

Quienes la padecen pueden desenvolverse comunicativamente con total normalidad a través de otras vías, pero al momento de verse obligados a usar su voz, todo ese espejismo de ‘regularidad’ se viene abajo y comienzan a desarrollar cuadros de ansiedad.

Como ocurre en la mayoría de las fobias, su origen puede ser a raíz de un evento traumático muy fuerte.

Según estudios realizados en torno a la laliofobia, se ha encontrado que muchas personas que la padecen fueron ignoradas o excluidas por largos periodos de tiempo, lo que los llevó a pensar que nadie deseaba escucharlos y dio pie al desarrollo de la fobia al habla.

Otro supuesto es que la persona haya sido ridiculizada al expresar ideas de forma oral, dando como resultado el rechazo al uso de su voz.

Es necesario resaltar que la timidez o el hecho no ser muy comunicativo no tiene nada que ver con esta fobia. Para que el trastorno pueda tipificarse, deben cumplirse ciertas características determinadas que identifiquen el temor como un factor desproporcionado y que no le permita al afectado desarrollar una vida normal.

Síntomas de la laliofobia

 

Dentro de las principales manifestaciones en el plano físico de la laliofobia se pueden observar: la aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio, sensación de ahogo, dilatación pupilar, entre otros síntomas bastante comunes en los cuadros de ansiedad.

En lo referente a los pensamientos del individuo afectado (plano cognitivo), es común que la persona los maximice de forma negativa o pesimista. Un laliofóbico crea en su mente diferentes situaciones en las que, a partir del uso de su voz, pueden ocurrir eventos desagradables o que lo hagan sentir totalmente incómodo.

Por supuesto, no se puede dejar de lado la principal característica conductual de este tipo de fobias: la evitación.

Quien padece esta psicopatía tiende a evadir cualquier escenario en el que pudiera verse obligado a usar su voz.

Como es de entenderse, esto representaría una limitación impresionante en el mundo actual; es innegable que la palabra hablada tiene un protagonismo notorio dentro de todo el monopolio comunicacional.

Tratamiento para superar la laliofobia

 

Esta fobia puede ser tratada desde diferentes perspectivas según sea el caso.

Algunos especialistas recomiendan la programación neurolingüística (PNL), la técnica de exposición gradual y la terapia cognitivo-conductual (TCC).

A través de los tratamientos mencionados anteriormente, se busca darle al afectado las herramientas necesarias para combatir el cuadro de ansiedad que le genera la laliofobia, y se promueve el contacto con el objeto temido de forma controlada para erradicar el miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *