Saltar al contenido

Escopofobia: Miedo a ser observado

En la actualidad existe un sinfín de fobias referidas a objetos o situaciones inimaginables.

En el caso de la escopofobia, se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a ser mirado o a ser el centro de la atención.

Fobia a ser observado

 

También se conoce como escoptofobia y es una fobia muy común en personas con esquizofrenia y puede estar asociada con un miedo patológico de llamar la atención sobre sí mismo.

Si nos remontamos un poco a la historia, Hipócrates fue una de las primeras personas en hacer referencia a este trastorno.

En sus explicaciones sobre los individuos que padecen de timidez, afirmaba que esas personas prefieren la sombra que la luz”, ya que ellos pensaban que todas las personas que conformaban su entorno solo los observaban a ellos.

La escopofobia es única entre las fobias, ya que el temor a ser observado es considerado una fobia social porque se lleva a cabo en un entorno que incluye a otras personas.

La mayoría de las fobias suelen caer en cualquier categoría, pero la escopofobia resulta ser particular.

Como la mayoría de las fobias, la escopofobia surge de un evento traumático en la vida de la persona; es posible que esa persona haya sido sometida al escarnio público, puede ser alguien que esté expuesto ante la sociedad por alguna enfermedad, dolencia física o defecto.

Quien padece de esta fobia no puede acudir con normalidad a acampar porque el terror le persigue a dónde vaya, y más si se trata de un sitio apartado donde abunda el silencio.

Aunque la escopofobia es un trastorno solitario, muchos individuos con esta fobia son generalmente objeto de otros trastornos de ansiedad; se ha relacionado con otros miedos irracionales y  fobias.

Algunas de las similares a la escopofobia incluyen la eritrofobia, que se refiere al miedo a ruborizarse donde la persona que experimenta dicha sensación se siente avergonzada.

Síntomas de la escopofobia

 

Generalmente los individuos con este trastorno suelen manifestar los síntomas en situaciones sociales, tales como eventos de oratoria.

La ansiedad es también muy característica de esta fobia y se puede manifestar cuando el individuo que la padece es presentado ante otras personas, cuando es sometido a burlas constantes o se le realiza algún tipo de crítica; la ansiedad también puede ser desencadenada por esta psicopatía.

Además de los mencionados anteriormente, otro síntoma a tener en cuenta es el sentimiento irracional de pánico, sentimientos de temor, sentimientos de terror, incremento de la frecuencia cardíaca, dificultad para la respiración, náuseas entre otros.

Tratamiento para superar la escopofobia

 

Existen múltiples opciones para tratar esta fobia.

Una de ella es colocar a la persona que padece el trastorno y mirarlo por un periodo de tiempo prolongado; luego de transcurrido este tiempo solicitarle que describa sus sentimientos.

Esto con la finalidad de desensibilizar al paciente en relación al miedo. La terapia de exposición incluye cinco fases: evaluación, retroalimentación, el desarrollo de una jerarquía de miedo, exposición y construcción.

Cada una de estas fases es progresiva y se relacionan de forma íntima, pues durante la evaluación el individuo expresa sus miedos, los cuales en la fase de retroalimentación son tratados luego de establecer la jerarquización.

Esto se refiere a colocar cuáles de los miedos es peor que el otro para exponer al sujeto a los mismos.

Es decir, una vez que el individuo es expuesto a los escenarios que le son catastróficos, puede dar pie a la desensibilización.

Otras fobias emotivas que te pueden interesar:

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *