Saltar al contenido

Erotofobia: Miedo al sexo

La erotofobia se define como el persistente, anormal e irracional miedo al sexo o a todo lo relacionado a este tema. La palabra erotofobia tiene su origen de “Eros”, el dios griego del amor, y “fobia” que significa miedo.

Las personas que sufren de este trastorno se caracterizan por sentirse incómodos ante cualquier roce con un contexto de índole sexual.

Fobia al sexo

 

No solo abarca el hecho de tener relaciones sexuales, sino también situaciones como una charla sexual y contenido explicito como la pornografía.

Dado que estas personas tratan de huir de cualquier confrontación que pudieran tener con la sexualidad, su conocimiento al respecto es bastante escaso y tienden a reaccionar muy negativamente cuando alguien trae a la mesa este tema de conversación.

Como es de suponerse, no todos los casos de este trastorno son iguales; hay  gente que puede tolerar hablar de sexo o inclusive ver algún contenido explicito, pero cuando llega la hora de la intimidad no se dejan llevar y terminan sintiéndose incómodos.

Por esta razón no suelen tener relaciones sexuales, ya que terminan agobiados por el miedo y sentimientos de culpa.

Otro problema que conlleva este trastorno es que, como los afectados prefieren evitar cualquier tema sexual, no suelen estar bien informados acerca de los métodos anticonceptivos y, por lo tanto, hacen menor uso de ellos.

Esto los hace más vulnerables a enfermedades, lo que podría causar un temor aún mayor en ellos y creando un círculo vicioso.

Las causas de este trastorno pueden ser variadas dependiendo de cada caso.

Las más comunes serían que la persona haya sido víctima de algún abuso sexual o que desde la infancia haya tenido una pésima educación sexual.

En estos casos se les pudo presentar el amor sexual como algo negativo y que solo trae problemas, por lo que suelen sentir culpa antes, durante o después del acto sexual incluso pueden llegar a tener fobia al amor.

Síntomas de la erotofobia

 

Entre la sintomatología más común de este trastorno, aparte del miedo y la culpa ya mencionados anteriormente, tenemos la sensación de vergüenza, respiración entrecortada, sensación de ahogo, temblores en las manos, rigidez corporal, entre otros.

Estos síntomas suelen aparecer en la mayoría, sino es que en todas las personas eritrofobias a la hora de tener relaciones sexuales, pero también pueden manifestarse cuando son expuestos a situaciones en las que se habla de sexo o se muestra contenido pornográfico.

Tratamiento para superar la erotofobia

 

Para empezar, estas personas suelen tener ideas muy distorsionadas y erróneas de la sexualidad, por lo que sería bueno que primero aprendieran una correcta anatomía y fisiología de la sexualidad.

También, dependiendo del caso, es ideal acudir a un psicólogo que ayude a identificar y superar la posible causa de la erotofobia en la persona.

Una vez que se tenga claro esto, la persona deberá ir teniendo una aproximación al mundo de la sexualidad con ayuda, ya sea de su pareja sentimental o de algún profesional capacitado como un psicólogo, e ir de a poco superando este trastorno.

La finalidad de la terapia es que la persona pueda suplantar todas esas posibles malas experiencias que le causaron el temor con otras que pueda percibir de manera corriente y sin pánico.

Otras fobias de carácter sexual:

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *