Saltar al contenido

Cronofobia: Miedo al paso del tiempo

La cronofobia se trata del miedo irracional al paso del tiempo y se puede manifestar de dos maneras: una persona que siente miedo a que el paso del tiempo sea lento o, por lo contrario, que tenga miedo de que el tiempo pase demasiado rápido.

Este tipo de fobias se da normalmente entre los presos; es fácil perder la noción del tiempo cuando todos tus días transcurren siguiendo la misma rutina una y otra vez.

Por ello, ellos tienden a pensar que el tiempo pasa muy lento y que nunca van a lograr salir de la cárcel. Esta fobia también es conocida como “neurosis de las prisiones”.

Básicamente, la causa de esta fobia es el cambio en la percepción que el afectado tiene del tiempo.

Síntomas de la cronofobia

 

Las personas que padecen esta fobia suelen estar totalmente obsesionadas con el paso del tiempo. Para ser más específicos, se sienten obsesionados con cualquier tipo de aparato, objeto o dispositivo que tenga algo que ver con el tiempo.

Con una principal obsesión con el reloj y el movimiento que sus manillas llevan a cabo.

Otro de las causas por los cuales se puede presentar esta fobia es el supuesto de que la persona ya tenga conocimiento de una fecha en la cual va a ocurrir un hecho importante, así que normalmente terminan sintiéndose incapaces de esperar y la ansiedad se vuelve inevitable.

En el momento que la persona comienza a sufrir los efectos de este miedo, se presentan los típicos síntomas de cualquier otra fobia; sobre todo la ansiedad, la impotencia, el nerviosismo y una serie de síntomas físicos totalmente desagradables como:

  • Incremento de tensión.
  • Sensación de ahogo.
  • Tensión muscular.
  • Sudoración excesiva.
  • Dilatación pupilar.
  • Boca seca.
  • Mareos o náuseas.

Tratamiento para la cronofobia

 

Anteriormente se explicó que el principal problema de esta fobia es la ansiedad, la cual es comúnmente tratada con medicamentos.

Ahora, esta es la parte complicada de esta fobia: no hay forma de alejar el ‘tiempo’ del cronofóbico; el gran problema del miedo al paso del tiempo es que no hay manera de alejarlo o esconderlo, por lo que siempre está presente en las personas que sufren de esta fobia.

Según psicólogos y expertos en el tema, la mejor forma para tratar esta fobia es la distracción; tratar de que el afectado olvide que el tiempo existe o que al menos concentre su atención en otras actividades.

Es curioso, si se toma en cuenta que la gran mayoría de los tratamientos para las fobias se basan en la exposición gradual del sujeto a su miedo, la condición de la cronofobia no permite que se maneje de esa manera.

Por último, solo podemos recomendar ciertas actividades para que las personas que sufren de cronofobia desplacen su atención hacia otras cosas o puedan librar su mente de su presencia; entre ellas se puede mencionar el Yoga, ejercicios de desempeño físico y las manualidades, ya que gracias a la concentración que se le debe dar, básicamente cualquier persona puede sumergirse en ellas hasta olvidarse de sus problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *