Saltar al contenido

Carcinofobia: Miedo al cáncer

La carcinofobia es el miedo a contraer cáncer. Las personas que padecen de esta fobia suelen relacionar cualquier síntoma físico con el cáncer, todo lo relacionado con el cáncer o sus síntomas ejercen terror en los pacientes, produciendo miedos irracionales y persistentes.

Las personas con problemas de salud pueden tener preocupación legítima y ser coherente hacia su propia salud.

Este miedo es irracional, no justificado y duradero con el tiempo.

Síntomas de la carcinofobia

 

Los pensamientos hacia la enfermedad es el mismo miedo de padecerla, el pensar que pueden tener dicha enfermedad puede provocar un sufrimiento aun mayor de tenerla en realidad, cuando una persona se convence que tiene la enfermedad es aun peor.

Este tipo de fobia afecta a las personas de dos formas: una de ellas es tomar la iniciativa de realizarse exámenes o pruebas diagnosticas para certificar que no tiene la enfermedad, esa persona asiste a las pruebas una y otras vez sin satisfacer su opinión, en la otra opción las personas toman una actitud contraria a la antes mencionada, ellos intenta huir de cualquier examen o prueba diagnóstica por miedo a que el resultado sea positivo.

Quienes padecen de esta fobia, el miedo se hace tan intenso que vuelve a los pacientes disfuncionales, cualquier síntoma para ellos es exagerado.

Los síntomas de conducta que padecen estos pacientes son: evitan salir en lo posible, utilizan productos de autocuidado para él y su familia, se aplican una dieta rigurosa eliminando ciertos alimentos.

Tratamientos para superar la carcinofobia

 

Lo principal para combatir esta fobia es aceptar que la tienes, en segundo lugar ir a un especialista para que pueda ayudarte de forma directa a superar esta fobia, existe la terapia cognitivo-conductual que es una de las más efectivas, también es recomendable el apoyo social, las personas allegadas al paciente son vitales para darle apoyo, ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad de la persona que padece la fobia y, por ultimo, llevar un estilo de vida saludable.