Saltar al contenido

Belonefobia: Miedo a los objetos punzantes

Es bastante común entroncarse con niños que tengan un temor notable hacia las agujas o cualquier otro objeto capaz de causar una herida, pero cuando dicho miedo viene en proporciones exageradas e irracionales, entonces estamos en presencia de un caso de belonefobia.

Objetos como agujas, alfileres, cuchillos, jeringas, sierras o navajas son el principal fundamento de la belonefobia. Lo que diferencia este trastorno de un miedo simple o corriente hacia este tipo de objetos es el terror que se presenta en ellos cuando no se trata de una situación de emergencia o negativa.

Es importante no confundir esta fobia a los objetos punzantes y la fobia a las agujas o inyecciones médicas que es la Tripanofobia

Fobia a los objetos punzantes

Muchas veces el temor no es hacia las agujas como tal, sino hacia la sangre (hematofobia) o las heridas (traumatofobia).

Este desorden es también conocido como tripanofobia y a pesar de ser mucho más común en los niños, algunos adultos también la padecen.

La agresividad de esta fobia puede variar dependiendo del afectado (como sucede recurrentemente en este tipo de trastornos).

Algunas personas manifiestan el rechazo hacia los objetos punzocortantes y basta con alejarse de ellos o manejarlos con sumo cuidado.

Pero existen otros casos en los que el simple hecho de estar en presencia de un objeto capaz de propiciar una herida los inmoviliza del pánico.

A pesar de que se estima que al menos el 10 % de la población mundial padece esta fobia, la mayoría se encuentra en un estado mínimo y totalmente inofensivo.

A la hora de acudir al médico o de presentarse cualquier situación que involucre los objetos que motivan el temor, es bueno notificar la fobia para que se puedan tomar las medidas preventivas necesarias.

Síntomas de la belonefobia

 

Los síntomas de la belonefobia pueden manifestarse de forma diferente dependiendo del individuo afectado.

Algunas personas pueden experimentar sudoración y cansancio  en presencia de agujas u otros objetos punzantes, así como otras sufren ataques de pánico y desmayos (que tiende a ser uno de los más frecuentes).

Hablando específicamente del plano físico, la ansiedad generada por la belonefobia puede causar ciertos cambios en el organismo.

Entre los síntomas mas comunes podemos encontrar el incremento del ritmo cardiaco y respiratorio, tensión muscular, dolor de estómago y de cabeza, dilatación pupilar, boca seca y nauseas.

En lo que respecta a los signos cognitivos de esta fobia, se puede mencionar el desarrollo de pensamientos irracionales en referencia a posibles amenazas causadas por los objetos temidos.

También es bastante usual que quienes padecen belonefobia se encuentren en constante estado de alerta para protegerse de escenarios que involucren este tipo de objetos.

Tratamiento para superar la belonefobia

 

Debe destacarse que la belonefobia solo debe ser tratada cuando el temor realmente le impide a la persona desarrollar una vida normal.

Se puede usar técnicas de relajación, tratamientos o terapias psicológicas.

La técnica que ha mostrado mejores resultados en este tipo de fobias es la terapia de exposición, estimulando al afectado a tener contacto con agujas u otro objeto relacionado al temor para que este se vaya habituando y posteriormente supere el miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *