Saltar al contenido

Atiquifobia: Miedo a equivocarse y al fracaso

Es el miedo persistente, anormal e injustificado a fracasar, a equivocarse o cometer errores.

En el día a día, cualquier persona puede sentir en algún grado el temor a fracasar.

No obstante, este tipo de miedo debe ser extremo e irracional, tanto que impida el desarrollo normal de una vida plena.

El miedo al fracaso es especialmente paralizante. Los que lo padecen evitan involucrarse en cualquier tipo de actividad por temor a no tener éxito y fracasar.

Fobia a equivocarse y al fracaso

 

También se puede vincular con el miedo al éxito, debido a que los afectados pueden llegar a autoboicotearse en sus posibilidades sin darse cuenta. Por ello, vemos cómo este trastorno puede producir justamente lo que causa el temor.

Dentro de las causas por las que una persona llega a tener miedo al fracaso, encontramos las relaciones en el propio núcleo familiar durante la etapa de la niñez; padres y hermanos muy exigentes, o incluso situaciones humillantes a raíz de un pequeño fracaso menor.

Luego, al desarrollarse y estructurarse la personalidad del individuo, evidentemente el miedo al fracaso va creciendo como un elemento más de su personalidad.

En la actualidad, el acoso escolar también es un potencial disparador de la atiquifobia, sobre todo por vivir en una sociedad en la que la perfección (sea física, en el peso, en la carrera, entre otros) es erróneamente relacionada con la normalidad.

Síntomas de la atiquifobia

 

Temor al punto de que el paciente no sea capaz de desarrollar situaciones o cosas nuevas, por la certeza de que sin importar qué tanto esfuerzo que realice, el resultado siempre será el fracaso.

Adicionalmente, se presentarán, como en cualquier trastorno de ansiedad, náuseas, respiración rápida o trastornos digestivos.

En aquellos casos más graves, también se pueden presentar temblores, así como sudoración profusa. En estos casos, lo recomendable es acudir a médico.

Tratamiento para superar la atiquifobia

 

El tratamiento para la atiquifobia se basa principalmente en técnicas de autoayuda y de motivación. De acuerdo a los testimonios de pacientes recuperados, la mejor manera de superar la fobia es enfrentar aquello a lo que se le teme gradualmente.

En virtud del factor paralizante de este tipo de trastornos, el tratamiento puede llegar se ser complicado y es importante ejecutar una combinación entre la psicoterapia y los medicamentos.

El paciente debe tener un proceso muy individualizado, ya que le puede tomar varios meses o años para lograr la recuperación.

En las primeras fases, los especialistas combinan la prescripción de medicamentos para ayudar a reducir algunos de los síntomas de esta condición, mientras que otros métodos de tratamiento pueden ser implementados con éxito.

Una vez que se logra superar esta etapa inicial, se pudiese interrumpir el uso de estos medicamentos y continuar solo con la psicoterapia o acompañamiento psicológico.

En el desarrollo de la terapia, es importante que el paciente obtenga nuevas herramientas que le permitan adoptar diferentes formas de pensar que le sean útiles en la superación del miedo al fracaso.

El terapeuta ayudará al paciente a introducirse lentamente en situaciones de miedo, en las que pueda poner en práctica las nuevas habilidades adquiridas.

De esta forma, el resultado será entender que todo el mundo experimenta cierto nivel de fracaso en algún momento de su vida, lo cual lo hará mejorar en su cotidianeidad y en la interacción diaria en cualquier esfera que se desarrolle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *