Saltar al contenido

Amaxofobia: Miedo a conducir

Fobia a conducir. ¿Que es la amaxofobia?

 

Siempre esperamos que la información que te damos sirva de alguna ayuda para las fobias que tengas o que sufras debido a que existen muchas y hoy hablaremos de una en particular llamada amaxofobia que es el miedo de ir en coche y que se origina simplemente con la combinación de eventos externos y predisposiciones del individuo.

También su origen puede deberse al miedo o fobia a la velocidad .

Lo normal es que no suceda ningún problema a la hora de conducir, pero en algunas situaciones y a ciertas personas se les puede activar esta fobia como una reacción exagerada ante una situación de conducción, trayendo como consecuencia la complicación de situaciones normales de conducción hasta llegar al punto de olvidarse del volante.

Síntomas de la amaxofobia

 

La amaxofobia al igual que otras fobias, causa ciertos síntomas como los son:

  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de la orientación
  • Incrementacion de los latidos del corazón
  • Imposibilidad de enfrentar el manejo

Existen más de 500 fobias aunque solamente estén registradas en la sociedad americana de psicología 100 , esto no quiere decir que las otras cuatrocientas o más se deben tomar con cierta normalidad o con más tranquilidad, ya que  cualquier persona que haya tratado de conquistar el miedo irracional como la amaxofobia, sabe perfectamente que es muy difícil y se debe guiar a la persona para superar esta imposibilidad a través de sus tendencias fóbicas y así poder llevar una vida totalmente normal.

Lo bueno para estas personas es que las fobias, en especial la amaxofobia puede ser superada de una manera muy rápida si son guiadas en el correcto camino.

Además hay ciertas estrategias que pueden hacer que simplemente empieces a disfrutar de lo que pueda ofrecerte un coche.

Efectos de la amaxofobia

 

Hay personas que sencillamente evitan situaciones de conducción además de incluir al transporte público en esta fobia cuando resulta extrema.

Las primeras situaciones de la amaxofobia puede notarse en personas que aprenden a conducir pero lo hicieron con mucho miedo y además no terminaron de pulir sus habilidades en la conducción.

Las segundas puede ser de personas que ya tienen años conduciendo y debido a la edad o el tiempo conduciendo han perdido el interés por ello y por tanto la habilidad frente al volante.

La tercera y más común se trata de personas que han sufrido ciertos accidentes de tránsito así como personas cercanas a ellas por lo tanto resulta en un miedo totalmente justificado.

El siguiente vídeo muestra los accidentes de tráfico más espectaculares que han sufrido algunos conductores y han sido recogidos por cámaras:

Causas y tratamientos de la amaxofobia

 

Es necesario un tratamiento directo y constante para superar cualquier tipo de fobia, todo puede empezar desde terapias cognitivas hasta llegar a una medicación en caso de niveles de ansiedad y estrés extremo aunque no es totalmente recomendable que las fobias se traten con medicamentos ya que hay otras vías posibles en las cuales se puede llegar al éxito sin ningún tipo de problemas.

Lo primero que tiene que hacer una persona con esta condición es olvidarse por completo de su pena ya que muchas personas que tienen fobia, la hacen más grave con el pensamiento negativo de suponer que van a ser rechazados o que simplemente van a experimentar episodios de la fobia en las próximas horas.

Por lo tanto debes de enfrentar la fobia a conducir de una manera muy peculiar y reconocer que no estás solo con este problema debido a que existen muchos profesionales los cuales están dispuestos a batallar contra la amaxofobia de una manera congruente y constante.

Muy importante es la fuerza de voluntad del paciente para que así la superación de la amaxofobia empiece de una manera progresiva pero exitosa y que simplemente te percates que la has perdido cuando estés en la parte final de la estrategia que aplica el profesional.

Detener una fobia es enfrentarla y no dejar que el pánico te paralice, debido a que todos tenemos malos días y malas experiencias, pero esto no quiere decir que toda la vida se verá marcada por ello ya que hay cosas que no son tan importantes como para debilitarte y no dejar que vayas hacia delante.

Si no sientes que estás haciendo ningún progreso con tu fobia, entonces vuelve a pensarlo y enfréntala de una manera muy radical para que observe que la mejor forma de enfrentar una fobia es con la fuerza de voluntad ya que tú eres la persona que prevalecerá encima de la fobia y aprovechar a todos los beneficios que trae deshacerse de una de ellas.

Tienes que entender que no puedes estar destinado a solo tomar cualquier tipo de transporte que pueda causarte retrasos en tu vida diaria y tus actividades cuando ya tienes un coche o deseas tener uno, no ganarás nada atrayendo pensamientos de constante sensación de arrepentimiento.

No sirve para nada las fobias, solo para molestar, ya que estar en coche, además de aprovecharlo, lo puedes disfrutar.

Una llamada a la acción tiene que ser inminente para que las fobias desaparezcan de una vez por todas, como tendrás que tener en cuenta que los coches son herramientas utilizadas a diario por los seres humanos para aprovechar sus beneficios y por ello deberás reprogramar tu cerebro para así tratar de captar los beneficios de ir en coche.

La programación neurolinguistica funciona escribiendo un cierto plan específico sobre cómo debes actuar además de recordártelo constantemente e inclusive ver fotos de lo que puede ser conducir un coche, puede hacer que te enfrentes a la amaxofobia periódicamente hasta eliminarla.

Cuando llega un punto que la amaxofobia te mantiene en casa  y que ni por los consejos que puedas obtener a través de  Internet o de tu familia lo soluciones, entonces es necesario que te vayas directamente a un terapeuta o a un psicólogo.

Los psicólogos por lo general tratarán esta fobia como cualquier otra y empezarán a preguntar ciertas cosas sobre tu vida para observar si pueden erradicar el problema desde la raíz ya sea por que hayas sufrido un accidente de tránsito o que alguna persona cercana lo tuvo o alguna mala experiencia con los coches que pudo causar la amaxofobia.

Hay ciertos casos que simplemente se forman debido a los pensamientos negativos y las suposiciones de las personas llevadas a máximos niveles que pueden traer como consecuencia estos comportamientos.

Diversos estudios indican que un porcentaje más elevado de mujeres tienen miedo a conducir solas que los hombres.

A través de varias sesiones de terapia los pacientes se pueden ver positivamente afectados ya que sus cerebros se irán reconfigurando poco a poco y este es el secreto de los tratamientos psicológicos ya que se empiezan con charlas siempre una vez a la semana y más tarde las terapias consecutivas traerán beneficios a la persona que está sufriendo la fobia, tratando así de normalizar la situación y tratar de eliminar todo pensamiento negativo que pueda surgir con respecto a ellos.

En otros casos se puede notar que hay personas que se someten a terapias de hipnosis lo que puede resultar positivo.

La hipnosis no se dice que tenga un resultado médico certificado pero si es una mejora cognitiva y una mejora apenas así sea la más mínima, puede ser muy funcional para la mejora cualquier fobia.

Una vez que la amaxofobia ya tenga cierto avance y sea posible de que te relaciones con el transporte público, entonces se podrá proceder a llevar al individuo en coches familiares e inclusive a clases de conducción las cuales ayudarán a eliminar de una vez por todas la amaxofobia. Conduce sin miedo!

Existen muchas autoescuelas las cuales están dedicadas a este tipo de fobia y los expertos enseñan cómo conducir y pueden mostrar lo seguro que es conducir a personas con estas fobias.

Puedes investigar a través de Internet de ciertas autoescuelas las cuales están destinadas al estudio y superación de la amaxofobia alrededor del mundo, esta puede ser superada de muchas maneras y notaremos que después de superarla, disfrutaremos de los beneficios básicos que nos puede ofrecer estar en contacto a diario con un automóvil con responsabilidad y respeto al volante.

Otras fobias que pueden interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *